descubriendo talento

Hace varias semanas me encontré la siguiente nota pegada en la pared de un hospital de Alicante:

nota de agradecimientoRecuerdo haberme quedada parada leyéndolo ya que era la primera vez que lo veía. Fue tal mi curiosidad por la nota que decidí preguntarles directamente a los médicos. Su respuesta fue todavía más contundente: “a nosotros también nos gusta que se nos agradezca cuando alguien está contento con el servicio que hemos prestado y que no todo sean quejas”.

La realidad es que nos hemos acostumbrado a quejarnos y decir lo que no nos gusta. Y nos hemos olvidado de decir lo que sí nos gusta.

Nos hemos acostumbrados a dar por sentado que si algo sale bien es lo que se esperaba de nosotros o de los demás y, por ello, no hay agradecimiento que valga.

En cambio, si el asunto en cuestión ha tenido un mal resultado lo “lógico” es que…

Ver la entrada original 743 palabras más