Etiquetas

, , , , , , , , , , ,


Ya hice una pequeña introducción en otro post “La relajación para que sirve”de que no todos los métodos de relajación funcionan igual, y que es necesario buscar aquel que nos favoresca mas en función de nuestras necesidades y del momento o proceso por el que estemos pasando.
Pero esta elección quien mejor la puede hacer es el profesor después de escuchar al alumno, pero también hay que tener en consideración que para notar que un método es efectivo hay dos cosas imprescindibles:
Aprender la técnica con un instructor y lo que viene a continuación es lo más importante:

Autodisciplina para imponerse una rutina diaria de práctica.

Y dando por supuesto estos dos fundamentos, que podemos esperar de la práctica constante y continuada de la relajación:
En cuanto a los procesos de la relajación, el punto de vista más aceptado en la actualidad es que las técnicas de relajación funcionan mediante la producción de lo que Benson (1975) denominó
Respuesta de Relajación: un conjunto de reacciones fisiológicas automáticas que son completamente opuestas a las originadas en la respuesta de estrés (disminución de la tasa cardiaca y respiratoria, reducción de la presión arterial, disminución de la tensión muscular, etc.). A su vez, esta disminución de la activación fisiológica conduce a un estado de menor activación cognitiva (disminución de los pensamientos ansiógenos) y emocional (ausencia de síntomas de estrés).
(*)Smith (1999) identificó 10 estados psicológicos básicos asociados a la relajación (Estados-R).
Estos pueden clasificarse por niveles:
 Así, los Estados-R correspondientes al primer nivel están asociados a un alivio inmediato de la tensión y el estrés:

–         Adormecimiento (ítems: “somnoliento”, “adormilado”…).

–         Desconexión (ítems: “distante”, “lejano”, “indiferente”, “desapegado”).

–         Relajación Física (ítems: el cuerpo “fláccido”, “cálido”, “pesado”).

–         Relajación Mental (ítems:”a gusto”, “en paz”).

Posteriormente, y una vez que el nivel de estrés inicial ha disminuido, el sujeto podrá experimentar otros niveles más profundos de relajación que van más allá del alivio de la tensión y del estrés inmediatos.
Estos niveles se relacionan con estados afectivos positivos de apertura, consciencia y energía, los cuales van a constituir una buena base para un afrontamiento y manejo efectivos del estrés que va a ir más allá del alivio inmediato y temporal de éste.
Los Estados-R correspondientes a estos niveles son:
–         Consciencia (Ítems: “concentrado”, “claro”, “consciente”)

–         Gozo (Ítems: “feliz”, “gozoso”)

–         Silencio Mental (Ítems: la mente “inmóvil”, “en silencio”, “libre de pensamientos”).

–         Amor y Agradecimiento (Ítems: “amoroso”, “agradecido”).

–         Devoción-Espiritualidad (Ítems: “espiritual”, “reverente”, “devoto”).

–         Energía (Ítems: “energizado”, “fortalecido”, “con confianza”).

Los estados-R son estados afectivos positivos derivados de la práctica de las distintas técnicas de relajación, desde las más simples, como la relajación muscular o el entrenamiento autógeno, hasta la meditación, que es la más compleja.
(*)Fuente:Estrategias de manejo del estrés: el papel de la relajación.-  A. Amutio Kareaga