Etiquetas

, , ,


Hoy es mi último día de vacaciones, y a pesar de que en vacaciones se vive muy bien, y que las he disfrutado muchísimo, entre otras cosas porque he estado unos días de visita en Barcelona, y como no la conocía me quedé fascinada con la ciudad, con la limpieza de las calles, al menos de la zona centro, con lo organizada que está, y con su multiculturalidad y cosmopolitismo.

En fin, que me encantó, y además porque pude visitar a un amigo que hacía 5 años que no veía, y que a pesar de los muchos inconvenientes que la vida le ha presentado y hecho vivir, está magníficamente bien.

Este saludo en especial es para Jordi y su familia y porque cuando charlábamos sentí que los dos por diferentes motivos, hemos vivido una evolución personal, y vivimos momentos de transformación interior que hicieron que tengamos unos puntos de vista muy similares en la manera de afrontar los envites de la vida.

Jordi sufrío un accidente cerebro vascular, más conocido como ictus,

Ictus

Ictus

y gracias a su constante trabajo, fuerza de voluntad y empeño, hoy está fantásticamente mejor que hace 5 años que fue cuando le conocí, y por supuesto creo que una mención especial se merece su mujer María José, porque creo que ha sido y es el soporte emocional que le ayudó y le seguirá ayudando en su camino.

Gracias Jordi, María Teresa Pol, y Ariadna, mucha fuerza y ánimo para seguir luchando y valorando cada día lo positivo de la vida.

Besos, y ya estamos nuevamente aquí, para aprender y reflexionar, para disfrutar compartiendo experiencias y sensaciones que la vida nos haga vivir.