Etiquetas

, , , , ,


Todos podemos practicar yoga, no importa que problemas físicos tengas, lo importante es que cada asana de yoga, debes adaptarla a tus características y limitaciones físicas.

Sin ir más lejos te contaré por ejemplo que ayer en la clase de principiantes, vino una señora que quería probar una clase para ver si podía practicar o si le gustaba, decir que esta alumna tiene un problema de sobrepeso, y que le costaba bastante moverse, pero tenía voluntad y adaptamos las asanas a sus posibilidades.

Pero lo más curioso vino al finalizar la clase.

Cuando terminó la clase como no pudimos hablar antes, le pregunté cuantos años tenía y ella me dijo que no me lo iba a decir porque le daba vergüenza, ya que si me lo decía no la admitiría en el grupo.

Así que le dije que no importaba su edad, solo importaba su estado físico y si no tenía problemas importantes de salud, y me dijo que no tenía nada serio, solo el sobrepeso y como consecuencia de esto, tenía molestias en las rodillas y una movilidad limitada.

Continuamos hablando, y durante la conversación, me dijo que tenía 67 años, y que nunca había hecho ningún ejercicio físico antes.

Te imaginarás mi sorpresa al saber los años, porque como ya dije no aparentaba más de 60, y entonces me dijo que cuando había hablado por teléfono para preguntar si podía asistir a la clase no nos dijo su edad, porque seguramente le diríamos que era demasiado mayor para empezar a practicar.

Así que le dije que efectivamente si nos hubiese dicho sus años por teléfono, le hubiésemos dicho que debía venir por el centro para ver como estaba físicamente, pero que no le diríamos que no podía empezar a practicar solo por sus años.

Cuando el alumno ya es una persona mayor, simplemente lo que hacemos es adaptar las asanas a sus posibilidades.

Así que piénsalo, tus años no son un impedimento para comenzar a practicar yoga.

Anuncios