Etiquetas

, , ,


A pesar de que podrías empezar a practicar Ashtanga sin haber hecho antes Hatha yoga, no es muy recomendable, ya que en Ashtanga las asanas son iguales a las de hatha, pero cambia el dinamismo con que se realizan, así que si ya sabes como realizarlas puedes dedicar tu atención al resto de particularidades del estilo ashtanga.

Si no has practicado antes hatha todo se hace bastante más complicado, así que es conveniente que antes ya practiques hatha yoga.

A partir de aquí iré describiendo las características del ashtanga, para que puedas hacerte una idea global del estilo y no entrando en profundidad ya que creo que no es el lugar.

Los puntos que diferencian el ashtanga de otros estilos son los siguientes:

  1. Vinyasa
  2. Respiración Ujjayi
  3. Bandhas
  4. Dristis

Sin ahondar en las definiciones que te podrían resultar pesadas, si haré una pequeña descripción de cada uno de estos puntos:

Vinyasa consiste en que cada movimiento de la asana, tanto para entrar en ella como para salir, se realiza con la misma duración de tiempo que lo que dure tu inspiración o la exhalación.
Es decir la duración de tu respiración será la que marque los tiempos del movimiento.

Ujjayi es un tipo de respiración específica que se realiza cerrando ligeramente la glotis (lo que produce un sonido característico) y se realiza con la zona intercostal y torácica.

Bandha significa sello o bloqueo, y lo que se hace es ejercer la contracción de determinados puntos de tu cuerpo para hacer que la energía o prana se dirija a otros, y así también proporcionarte mayor firmeza a todo el cuerpo.

Dristis son los puntos de observación en los cuales vas a llevar tu atención en cada asana para ayudarte a concentrarte y la finalidad de cada uno de ellos es conducir la mirada hacia el interior.

La unión de todos estos puntos conforma la práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga, pero continuaré con algunas descripciones más en el siguiente post.

Anuncios