Etiquetas

, , , ,


Sabes, hace algún tiempo descubrí por mi misma que cuando más das a los demás más recibes de ellos; y ésto en el sentido de que cuando compartes con los otros, es decir cuando compartes ideas, conocimientos, y sentimientos se crea una corriente de energía positiva que te alimenta.

Yo soy una persona que todo conocimiento que adquiero lo comparto con los que lo quieren escuchar, me entusiasma enseñar aquello que aprendí, pero por el mero hecho de que el conocimiento para mí significa un descubrimiento y como tal, me parece que es maravilloso y se debe compartir.

Hoy cuando llegué a dar clase de yoga, estaba tan cansada, que lo que menos me apetecía era dar la clase; me apetecía poder practicar yo como alumna, pero dado que estamos en fiestas, no había nadie que pudiese dar mi clase, así que la dí; aceptando lo que no podía cambiar.

Y cuando terminé la clase, a la cual por cierto acudieron sólo unos pocos alumnos, había recibido de ellos, mucha más energía positiva de la que yo había necesitado para impartirla y ahora mientras mientras escribo estas líneas te aseguro que es una sensación tremendamente gratificante y que ya tengo observado en muchas ocasiones.

Cuando compartes, cuando enseñas, cuando haces algo por los demás, casi siempre me queda una sensación de satisfacción interior, un estar a gusto con lo hecho que desde luego no tiene precio.

Anuncios